Últimos temas
» » Petición de personajes DC Comics {#}
Jue Dic 19, 2013 9:59 am por Clark Joseph Kent

» Looking For You
Mar Dic 10, 2013 10:50 pm por Invitado

» Mudanza > Fecha de Apertura
Lun Dic 02, 2013 5:13 pm por Felicia A. Hardy

» We are moving out. ~ {AVISO}
Jue Nov 28, 2013 1:28 pm por Barbara Gordon

» » Petición de personajes Marvel {#}
Mar Nov 19, 2013 12:10 am por Felicia A. Hardy

» [Gay Real / Slash / Yaoi / Amo&Esclavo / +18 ] ~Cerberus Project~ Élite {Error en nuestros botones}
Dom Nov 10, 2013 12:36 am por Invitado

» Reglas + Petición de Afiliación { # }
Miér Nov 06, 2013 11:19 am por Invitado

» Tales Of Volmoria [Afiliación Normal]
Mar Nov 05, 2013 7:15 pm por Invitado

» The New York City || Cambio de Afiliación
Sáb Nov 02, 2013 11:28 am por Invitado

» Is not Unusual {Lois Lane}
Vie Nov 01, 2013 2:28 pm por Lois Lane

» Whispers Of Sin - Afiliación Élite
Jue Oct 31, 2013 9:28 pm por Invitado

» Fallen Archangels //Foro basado en hush hush//- Normal
Miér Oct 30, 2013 4:04 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Dom Jul 22, 2012 4:55 pm.

Crazy Law.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Crazy Law.

Mensaje por Byron Sinclair el Miér Jul 24, 2013 7:33 pm

Gotham City, un paradero distinto a lo conocido. No pasó mucho tiempo, no conocía sus calles, sus héroes, o en su defecto villanos. Prácticamente era solo un extranjero dentro de un objetivo en particular: Robar. Obtener los bienes económicos de los principales criminales, o mafiosos en tal caso era la prioridad máxima. ¿Cómo llegué? Abordar un vuelo desde un punto clave era sencillo, lo suficiente para no ser detectado por ninguna cámara. Una vez dentro sólo fue necesario esperar lo suficiente hasta caer sobre uno de los rascacielos de aquél entorno. No fue difícil calcular, aunque estuve a punto de caer en el lugar equivocado me las arreglé para salir ileso. Una gabardina, un maletín con nulo contenido, todo era nada más y nada menos que una cortina; una efímera ilusión para cualquier autoridad. No me interesaba jugar a ser héroe, tampoco pretendía comenzar una carrera como villano, valoro mis ideales. Las vestimentas eran sencillas, un suéter de color negro junto a unos pantalones de mezclilla en la misma tonalidad. Botas militares, y un parche colocado sobre mi ojo izquierdo. Así, uno de los factores que me podrían catalogar como mutante desaparecerían el tiempo necesario.

Minutos siguieron recorriendo el tiempo, tomé un taxi en dirección a la zona del distrito industrial; imaginé muchas cosas. Una de ellas fue encontrarme con cualquier otro individuo inusual dentro de este mundo. De cualquier manera, al llegar a mi objetivo bajé del taxi, no sin antes pagarle al conductor (quien resultaba ser un anciano cascarrabias). Y fue ahí, en plena media noche donde comencé el plan. Las calles desoladas, con unos cuantos automóviles negros deambulando a sus cercanías. Sin más, me deshice de la gabardina en un callejón. Coloqué el antifaz sobre mi rostro, pues se encontraba guardado entre una camiseta y el traje mismo; ahora el factor visual era relevante. Cerrando ambos ojos noté cómo cada una de las siluetas negras, tratándose de humanos comunes se movían dentro del banco; interpretado en mi mente un lienzo en blanco. Ver cada una de las paredes sería un problema.

El equipaje consistía en nueve granadas de mano comunes, de gran potencia si me preguntaban. Dos granadas fumígenas, una granada incendiaría, tres de iluminación, siete cuchillas y dos dagas. No mataría a nadie inocente, pero jamás mencioné ser un alma pura en este aspecto. Pese a la artillería, sólo estaba destinada a lesionar matones, de por vida. Una vez listo, caminé hacia el interior del edificio por una pared de los costados. Para mi buena suerte, la cámara de seguridad estaba arriba de mí, grabando el resto de la sala. El recepcionista entró en pánico, presionando la típica alarma bajo el escritorio. No había ningún arma visible, sólo un hombre con un traje negro militar modificado, cubriendo sus ojos con cristales reflectores dentro de un antifaz y sus respectivos dispositivos. -Rule number one, you gotta have fun. But baby when you're done, gotta be the first to run- Sonreí en un gesto lascivo, recargándome en la pared. Aquél hombre salió corriendo por la puerta, ironía. Al robar, solía ir directo al botín, pero algo me decía que tal método sería inútil ahí.
avatar
Byron Sinclair
The Independent
The Independent

█ Mensajes : 11
█ Ocupación : Meh: Vago, Ladrón, Héroe. (?)

Look my skills
Físico/PB: Will Higginson.

Volver arriba Ir abajo

Re: Crazy Law.

Mensaje por Felicia A. Hardy el Jue Jul 25, 2013 8:56 pm

Se podía decir que Gotham comenzaba a tomarle cariño a la mujer de cabellos plateados, o tal vez era al revés; era ya su tercera visita consecutiva a la caótica ciudad, la segunda por motivos de trabajo y la segunda en la que iba sola. Había tenido que prepararse arduamente para este trabajo, pero robar era lo suyo, en especial bancos. Ya estaba anticipando el momento de poder salirse con la suya y de volver a Nueva York antes de que su araña se diese cuenta de que había estado fuera de casa. Black Cat no era exactamente una delincuente pero tampoco catalogaba como heroína, más bien dependía muchas veces de su humor o de que tan bien fueran a pagarle por algún trabajo. No era robo si el objeto que iba a llevarse pertenecía a otra persona, es decir, estaba regresando a su dueño original. Y bueno, con lo que iba a recibir podría irse a pasar unas largas y merecidas vacaciones a Milán, una buena dosis de compras en Italia le iba a sentir muy bien.

Iba un tanto distraída mientras conducía su convertible plateado por las calles de la ciudad con completa despreocupación, portaba unos lentes de sol, sin importarle que estuviera por anochecer, eran más que nada para conciliar su identidad y una peluca de cabellos rojos que le llegaba por los hombros, ocultando su verdadera melena hasta nuevo aviso. Su gabardina negra ocultaba su característico traje de cuero y su cinturón ya estaba equipado con lo que necesitaba. La semana anterior había logrado infiltrarse en el banco para poder hackear la seguridad del sitio, sus contactos estaban esperando la señal de la rubia para actuar. Estacionó el móvil varias calles lejos de su destino para continuar con su camino por los tejados. Esa era la clave del éxito.

Black Cat apareció en la azotea del banco, sin problema alguno, sus compinches ya habían desactivado parte de la seguridad que presentaría un problema para ella; teniendo el camino libre sería cuestión de 15 minutos entrar y salir. Descendió por uno de los ductos del aire acondicionado, navegándose por el mismo hasta llegar a la planta baja y directamente sobre la bóveda principal, lamentablemente su objetivo era una bóveda más pequeña y… - Cat, tienes compañía. - Susurro una voz sobre su oído derecho, causando que la gata se detuviera, pegando su espalda a las sombras y soltando un pesado suspiro. - ¿Cómo? - Gruño un poco molesta, esto no podía estar pasando, ni siquiera había penetrado la bóveda. - Alguien decidió robar al mismo tiempo. Una sola persona por lo que me permiten ver las cámaras. - Tenía dos opciones, ignorar lo que estaba pasando afuera y terminar con su trabajo o ir a ver que carajos pasaba. Como sea, realmente su trabajo había aumentado un poco en cuanto al grado de dificultad. - Bueno, algo de ejercicio me vendría bien. - Repuso antes de moverse por el pasillo, aprovechando el margen de diez segundos donde la cámara giraba y le dejaba el campo libre.  

Llegó justo a tiempo para ver la peculiar escena que se despedía frente a sus ojos, un novato… Genial. - If you are just going to stand there and watch, you might as well go home kid; leave the job for us experts. - Musitó mirándole con desinterés desde atrás de la sala, asegurándose de que no pudiese verse exactamente su figura ante las cámaras. - Vamos, aún hay tiempo de que puedas escabullirte de la policía, pequeño. - Haber ido a ver lo que ocurría fue una pérdida de tiempo… Dio media vuelta para irse por donde había venido, dirigiéndose a la bóveda adecuada para tomar por lo que había venido. Era cuestión de minutos para que el banco fuese rodeado gracias a este chico. Era un insulto para los profesionales como ella.
avatar
Felicia A. Hardy
The Suckers Goodies
The Suckers Goodies

█ Mensajes : 298
█ Ocupación : Thief Extraordinaire
█ Humor : Flirtatious

Look my skills
Físico/PB: Amber Heard

Volver arriba Ir abajo

Re: Crazy Law.

Mensaje por Wanda Maximoff el Jue Jul 25, 2013 10:47 pm

24 de Julio, 2013- New York, Mansión de Los Vengadores. [22:13 p.m.]

Estaba sentada en el sofá de la sala de juntas, sola y degustando mi café negro sin azúcar mientras revisaba las noticias sobre la caza de mutantes en diferentes zonas del país. Las pasaba rápidamente ya que eran más de lo mismo y no me gustaba saber demasiado, solo necesitaba el ¿quién? y el ¿dónde? Más información podría llevarme a lo personal con las víctimas y eso nunca era algo bueno, no quería sentirme identificada, no quería volver a esos días de exclusión en los que era una fugitiva junto con mi hermano. O peor, recordar el tiempo con mi padre, las peleas con los X-Men, los daños que hice a inocentes, la Hermandad de Mutantes Diabólicos...

So I wanna say thank you, Cause it makes me that much stronger, makes me work a little bit harder, makes me that much wiser. So thanks for making me a fighter....

El tono de mi celular me salvo de más pensamientos indeseados. Tomé de un último sorbo todo mi café y dejé en la mesa la taza vacía mientras cogía el móvil. Me paré y me situé junto a la ventana más cercana sin mirar el decodificador de llamada.

-¿Qué?
-Hola Wanda, también me alegra hablar contigo.
Sabía que era él.
-¿Qué quieres Fury?
-Debes ir a Gotham City, es una misión importante.
-¿No puede ser alguien más? ¿Yo sola?-No era una pregunta de verdad, era un pedido. Lo cierto es que prefería ir sola cuando de vez en cuando y Fury no siempre me decía que si. Lo que me faltaba era llegar a aeropuerto y encontrarme con que tenía compañía, era mejor saber desde el principio. 

-No Wanda debes ir tú, tiene que ver con los mutantes.
-... Bien, puede que hayas despertado mi interés ¿Cuándo?
-Ahora mismo, tu vuelo sale en tres horas.
Colgué sin decir adiós, él estaba acostumbrado de todas formas.



26 de Julio, 2013-Gotham City, Banco.[00:16 p.m.]

La misión fue sencilla, unos mutantes estaban causando problemas por no poder controlar sus poderes y la autoridad, como era de esperarse, solo veían los daños económicos de sus destrozos a la ciudad. Esos casos injustos en los que me daban ganas de arrancar las cabezas de las autoridades que se creían con el derecho de ser juez y verdugo. Fue una misión simple de rescate, con un simple viaje a Genosha todo se resolvió, y unas partes más violentas respecto a los oficiales, pero eran bien merecidas. Era hipócrita de mi parte mandarlos allí, Genosha, cuando yo misma había escapado del mismo lugar pero ¿Qué podía hacer? Aún no había hecho las pases con los X-Men no con el profesor Xavier, así que su escuela quizá no fuera una opción, por lo menos les busqué un lugar seguro.

De todas formas decidí seguir patrullando por la zona, en busca de más mutantes a los que pudiera ayudar. Llevaba el traje de Scarlet Witch, un ajustado corset, unos guantes pasando el codo y unas botas quince centímetros por encima de las rodillas, todo hecho de una armadura color escarlata. Unas calsas ajustadas rosa pálido y una imponente capa escarlata con una espaciosa capucha completaban el atuendo. Así que no pasaba desapercibida, por lo tanto fui moviéndome más que nada por los callejones. No fue necesario que yo encontrara ninguna situación, mi localizador sonó revelando problemas. S.H.I.EL.D podía ver absolutamente todo en la ciudad y, al parecer, alguien había hackeado el control de un banco a pocas calles de donde yo me encontraba. Sin más me dirigí al lugar pero me detuve a media cuadra y observé la situación. Todo parecía tranquilo, pero mejor no me confiaba. Usé mi poder para entrar caminando normalmente por la puerta sin ser detectada por ninguna cámara, si alguien estaba monitoreando los controles de seguridad le deseaba suerte intentando hackear mi poder. No había forma en la que me pudieran ver al menos que el o la que lo estuviera haciendo poseyera algún don mágico como yo. Así que avancé con una sonrisa vanidosa en mi rostro como si el banco fuera mi propia casa.

Levité levemente para que mis tacones no se escucharan en el suelo de losa hasta dar con unas voces. El ruido me llevó a una habitación en un sector pequeño del banco, el sector de las bóvedas más importantes. Ladrones comunes, que desperdicio de mi tiempo pensé. Me paré en el suelo con delicadeza para no ser escuchada y presté atención a su conversación. Al parecer eran dos, un hombre y una mujer, pero no parecía que se conocieran ¿Dos ladrones con el mismo objetivo? Eso no era común. Era mejor ser cautelosa y ver que más podía escuchar.


Última edición por Wanda Maximoff el Dom Oct 06, 2013 8:24 pm, editado 1 vez
avatar
Wanda Maximoff
The Badass
The Badass

█ Mensajes : 37
█ Ocupación : Vengadora/Mutante.
█ Localización : New York.
█ Humor : Indiferente.

Volver arriba Ir abajo

Re: Crazy Law.

Mensaje por Byron Sinclair el Jue Jul 25, 2013 11:33 pm

¿Quién lo diría? Muchos buscamos un objetivo en común dentro de este mundo en sus distintas ocasiones aún si las leyes de la probabilidad crean una nueva coyuntura con el hecho de estar presentes ahí para marcar historia de alguna u otra manera. A veces, he de admitir, me cuesta un poco creer en mis propias capacidades, sin percatarme de la existencia de otros posibles individuos con la asombrosa casualidad de superarme. En el oficio, no era un novato, llevo cinco años haciendo esto y por lo tanto supongo o imagino que es el nivel requerido dentro de una línea llamada prudencia. Un minuto, no más de sesenta segundos fueron necesarios para tener el mal presentimiento recorriendo los nervios de mi mente. Fue complicado, ¿Alguien más estaba ahí por el gran secreto del banco?

Según mis cálculos, dos minutos serían suficientes para darle una probabilidad drástica al equipo policíaco en cuanto a una captura respecta. Claro, si yo fuese un ente común en este plano. Permanecí en la misma posición, incluso miraba mis manos de forma ocasional frente a la cámara con una sonrisa leve en el rostro. No había armamento a la vista, tampoco una prueba del cómo o cuando entré ahí, pues el lapso del movimiento me favoreció ¿El zodiaco tenía una buena probabilidad de cumplirse para cada quién de ser así? Ironía. Ahora que la situación se torna complicada, debo pensar mejor al entrar en este tipo de escenas cuando no soy dueño de una artillería pesada.

En un simple suspiro decidí cerrar los ojos por el futuro agotamiento, prefería acostumbrarme o darme una idea al respecto sin embargo la calma del momento se evaporó al dibujarse una nueva silueta dentro del lienzo blanco de mi mente. No se trataba de un mutante en sí, o al menos no un humano con capacidades anormales, es lo que quería creer. En tal caso, mi habilidad perceptiva no estaba del todo desarrollada; por lo tanto si este individuo tenía un buen estilo de combate, o aspectos derivados a una mejora de capacidades en comparación a una persona común, a primera vista no sería algo que pudiese comprender en todo su esplendor. Y fue así, conforme la figura se movía en el plano mental llegué a escuchar una voz femenina, al mismo tiempo tal silueta se aclaró, adquiriendo forma y contornos oscuros. Abrí los ojos, a través del cristal en el antifaz aclaré la visión. ¿Dónde había visto ese traje? ¿En una tienda de lencería quizás? Vaya, y creí que mi diseño era extravagante. Mi visión, por sí misma era buena. -I'm not a kid, at all. But, if you wanna play; don't let the Pard get your tongue- Exclamé en un tono británico, denotándose mi nacionalidad; sin mencionar ese aire cínico. Suspiré, de forma profunda mientras inhalaba aire. Ajusté luego de ello con el dedo índice derecho la configuración de mi juguete, a un costado del rostro, ahora la visión infrarroja se había activado. -Podría hacerlo, pero la escabullirme de la competencia resulta más divertido. ¿Curiosamente, qué buscas por éstos lares?- Cuestioné con suma curiosidad en la lengua.

Parpadeé, por error debía admitir; lo sorprendente fue visualizar como una figura de colores grisáceos muy similares a los míos se acercaba y no había detectado a la misma en un comienzo. Mientras la figura de la primera se alejaba en dirección al botín, aparentemente la segunda permanecía en un punto fijo. Me alarmé, lo suficiente para emprender una acción rápida. Metí las manos dentro del traje, no estaba equipado con bolsas dando a relucir mi tercera mutación tomando en cuenta mis ojos (no visibles para la audiencia en ese momento), mi percepción y la intangibilidad en su defecto. Saqué las dos granadas fumígenas; una de ellas la lancé hacia la mujer recién llegada, o mejor dicho aquella que no se había dado a conocer

¿Por qué tan nervioso, te preguntarás? Era una mutante, o mejor dicho no era normal, no en comparación con la primera. El pulso cardíaco ascendió cuando la detonación se produjo generando una densa cortina de humo en colores negros. Fue ahí, cuando corrí en dirección a la humana "común y corriente", con ambos ojos abiertos; pasé un muro, o dos. Al lograr estar a un costado de ella, dejé caer la segunda granada, no sin antes murmurar -Tenemos compañía ladrona profesional, o mejor dicho tienes compañía. Un placer...- En una acrobacia, me lancé hacia el siguiente muro cuando la segunda detonación entró en escena con una sonrisa sarcástica, llegar y tomar el objetivo era prioridad. No sabía si mi pequeña táctica de escape había servido de algo en sí, sin embargo; tampoco subestimé a ninguna en ningún momento. ¿Quién llegaría primero? Y lo más importante, ¿Quién sería capturado?
avatar
Byron Sinclair
The Independent
The Independent

█ Mensajes : 11
█ Ocupación : Meh: Vago, Ladrón, Héroe. (?)

Look my skills
Físico/PB: Will Higginson.

Volver arriba Ir abajo

Re: Crazy Law.

Mensaje por Felicia A. Hardy el Vie Jul 26, 2013 12:38 am

Había dado la vuelta, refunfuñando en su interior por estos imprevistos que claramente estaban fuera de su control, regañándose por haber ido a perder el tiempo de tal manera, ya podría estar fuera del estúpido banco y de vuelta en su automóvil para escapar. Su humor había cambiado radicalmente, ella estaba acostumbrada a la perfección en su trabajo y estos retrasos, a pesar de no presentar problema alguno para ella, eran una piedra en sus botas. Obviamente tenía prisa, pero no podía darse el lujo de apresurarse, necesitaba precisión para evadir las cámaras. - Cat, debes apresurarte, este documento no debe caer en las manos equivocadas. - Felicia sabía que la urgencia en la voz de Cassidy se debía a que si llegaba a fallar iba a verse en serios problemas, solo digamos que iba a tener que tomar unas forzadas vacaciones lejos de la ciudad hasta que las cosas se calmaran un poco. La gata rodo los ojos y continúo con su camino, retomando las sombras y haciendo un par de piruetas para lograr evadir las evidencias de video. Muy sencillo. - Solo prepara el algoritmo, voy a necesitarlo para entrar y al parecer hay competencia. - Dijo con seriedad, ya no estaba para juegos, debió saber que meterse con los mutantes no era una buena idea, a pesar de que le  habían prometido que sería algo sencillo. - Comienzo a creer que esto no es una coincidencia.

Mientras avanzaba, recordó brevemente parte de su intercambio con el niño allá atrás, no tenía idea de quién era ni mucho menos si poseía alguna que otra habilidad, seguramente sí. La mujer no se intimidaba con facilidad, después de todo contaba con esa parte residual de sus poderes de mala suerte, si él buscaba meterse con ella… bueno, había una infinidad de cosas que podían salirle muy mal, escenarios de los cuales ninguno de ellos tenía idea. Era divertido, no podía controlarlo pero le daba gratas sorpresas a la fémina ver qué clase de truco sacaba de la nada. Los ojos claros de la ladrona se posaron en el rostro del sujeto, su acento británico era un tanto encantador, eso tenía que admitirlo. - ¿Competencia? - Había preguntado un par de segundos atrás, soltando una ligera y sonora carcajada, acompañada por un aterciopelado y seductor tono de voz. - Una dama jamás revela sus secretos, cielo. - Le regala un guiño de ojo antes de verle por encima del hombro. - No te metas en mi camino. - Fue lo último que le dijo antes de desaparecer.

Había avanzado otro poco cuando el sujeto apareció de la nada a su costado, causando que se sobresaltara un poco al poder ver de reojo como se materializaba de entre las paredes. ¡Carajo! Estos mutantes y sus truquitos… La verdad es que eso era no jugar justo, ni modo, el niño quería complicar las cosas pues adelante. - Idiota… - Refunfuño apenas la cortina de humo comenzó a rodearla por completo, iba a tener que darle al chico un par de consejos de cómo hacer las cosas sin necesidad de algo tan tétrico y poco efectivo, el humo no solo afectaba al enemigo pero también a él mismo, no iba a poder darse cuenta de si alguien venía o no tras de él. La siguiente pregunta era, ¿quién lo seguía? Claramente no era la policía pues estos harían un completo escandalo para dar a conocer que no habría escapatoria, y era muy pronto para que el departamento pudiera organizarse. Era alguien más imponente. Había echado a correr para salir del humo  y poder ver con claridad. - Cualquier movimiento por muy inusual que sea, repórtamelo. - Ordenó, tomó un arma de fuego de su cinturón y se preparó, no le molestaba hacer correr un poco de sangre.

Volvió a detenerse, una idea comenzaba a apoderarse de su cabeza… Si el chico era mutante eso quería decir que había algún otro tras de él, probablemente Felicia no podría pelear contra alguno de ellos pero podía ser un poco más inteligente al respecto. El enemigo de mi enemigo es mi amigo… Sonrió ampliamente y retrocedió, después de todo en esta ocasión ella no estaba robando cualquier cosa, estaba posiblemente robando algo que beneficiaría a los mutantes. - Esto sería mucho más placentero si revelas tu presencia, a menos que tengas miedo de una pobre humana. - Dijo, elevando un poco la voz sin llegar a gritar. - Podemos hablar, sabes, es importante o no estaría aquí. - Ella no trabaja para cualquiera, tenía una fuerte reputación y la cuidaba. Sabía que el sujeto podría llegar a la bóveda primero e incluso que si lograba adentrarse en ella no iba a servirle de mucho lo que encontraría. Necesitaba un código esencial para poder desactivar la segunda parte que resguardaba el preciado tesoro que la gata buscaba, eso iba a detenerlo momentáneamente. - El virus… debe ser un problema para ustedes. Puedo ayudar.
avatar
Felicia A. Hardy
The Suckers Goodies
The Suckers Goodies

█ Mensajes : 298
█ Ocupación : Thief Extraordinaire
█ Humor : Flirtatious

Look my skills
Físico/PB: Amber Heard

Volver arriba Ir abajo

Re: Crazy Law.

Mensaje por Wanda Maximoff el Vie Jul 26, 2013 4:23 pm

La conversación entre los ladrones fue breve y sencilla. Datos a analizar: eran dos, sexos opuestos, mismo objetivo (aparentemente algo muy codiciado, debía investigarlo cuanto antes) y algo más... él se dio cuenta de mi presencia, como si tuviera un radar incorporado, mientras que ella no. Él era un mutante de seguro, pero ¿De los que valía la pena proteger? El capitán me miraría de mala forma si supiera que había dicho eso, teníamos el deber de proteger a todos por igual. Bueno, supongo que no se puede estar de acuerdo en todo con la gente, por más que sean de tu propia equipo. De todas formas no debía descartar la idea de que ella fuera una mutante también, los genes X eran demasiado impredecibles para dar nada por hecho. Estaba comenzando a pensar que quizá no debía ocultarme por más tiempo y solo aparecer a ver que sucedía, con calma y diplomacia podría hacerles entender que estábamos todos del mismo lado, después de todo yo era una protectora de su.. nuestra clase. Pero por desgracia las cosas nunca eran tan sencillas. No vi venir la granada de humo, estaba ocupada mandando un aviso silencioso y urgente a las instalaciones de S.H.IE.L.D. mediante mi comunicador para que investigaran todos los documentos importantes que se guardaran en este banco en particular, especialmente si se relacionaban con mutantes. Para cuando me di cuenta ya era demasiado tarde y me vi rodeada de una capa de espesa niebla. Volé hasta el techo para salir de la nube de gas y usé una mano para encerrar todo el humo en un campo de energía, este refulgió con un intenso escarlata mientras lo guiaba a la ventana más cercana. Luego lo hice desaparecer, disipando así el molesto gas en el aire de la noche, para mi fortuna no tenía un efecto secundario como veneno o toxinas. Sin embargo el ataque fue un claro desafío hacía mí. De acuerdo, ahora estaba molesta y tenía una excusa para devolver el ataque con igual enfado. 

Escuché como ambos ladrones corrían fuera de la habitación, si era en dirección a la salida o todavía en busca de su objetivo no lo sabía, pero me daba absolutamente igual, ninguno lograría escapar. No sin una explicación al menos. Entré volando a la sala ya vacía lo más rápido que pude, dentro había también un poco de humo casi totalmente disipado. Él había lanzado dos granadas de gas entonces, estaba jugando sucio con ambas, bien yo también tenía trucos para cuando lo encontrara. Lo pensé mejor y, a pesar de los tacones, decidí correr a los prófugos, no era necesario darles todos los detalles de mis habilidades, me guardaría el vuelo para cuando lo necesitara de verdad, si es que lo hacía ya que no parecían una amenaza en lo absoluto. Además estaba preparada para correr en cualquier ambiente con cualquier calzado, S.H.I.E.LD. habían sido muy cuidadosos respecto a los entrenamientos. Con solo recorrer unos pasos supe que ambos iban en la misma dirección, así que ninguno había perdido las esperanzas de obtener lo que habían venido a buscar, el juego seguía en marcha. Sonreí con vanidad, eso me hacía la cosas más fáciles.

Una voz femenina se escuchó un pasillo más adelante doblando la esquina, era la misma ladrona por supuesto. Su comentario me fue de mucha utilidad, aunque lo más probable es que ella no lo notara. Me había revelado que era humana, dato por demás curioso porque no parecía tener miedo de estar enfrentando a dos mutantes. O era muy valiente o era muy tonta, eso lo veríamos. Mi plan inicial era ser sumamente cautelosa cuando me encontrara con cualquiera de los ladrones, pero ella en particular me preocupaba más ya que no sabía que poderes poseía. Ahora que sabía que no tenía poder alguno podía proceder sin sutilezas, mi forma favorita de hacer las cosas, concisas y al grano. No estaba de humor para juegos y quería terminar con el asunto cuanto antes. Además estaba curiosa por saber qué era el preciado tesoro tan solicitado por los ladrones de Gotham City. Caminé con paso apresurado mientras escuchaba el último comentario de la mujer. Entré con decisión mientras soltaba una carcajada.

-No eh pedido tu ayuda. No la necesito.- La mujer a la que le hablaba vestía un ajustado traje negro, tenía el cabello rubio casi blanco, ojos claros enmarcados en un antifaz oscuro y una clara postura de confianza. La miré y le sonreí con falsedad obvia, le quitaría esa confianza.- Has dejado de correr gata, mala idea.- Dije sin presentaciones ni cortesía. Extendí un brazo y la encerré en un campo de energía, inmovilizándola contra la pared. Lo hice con suavidad ya que no pretendía lastimarla a menos que fuera necesario.- No pierdas el tiempo intentando escapar, esto no es un campo magnético que puedas desactivar hacker, es magia pura.-No podía perder mucho tiempo con ella o el otro ladrón se escaparía con el documento y no iba a permitirlo.- Dime qué es lo que ambos buscan aquí y podrás irte a casa a jugar con tus bolas de estambre.


Última edición por Wanda Maximoff el Dom Oct 06, 2013 8:25 pm, editado 1 vez
avatar
Wanda Maximoff
The Badass
The Badass

█ Mensajes : 37
█ Ocupación : Vengadora/Mutante.
█ Localización : New York.
█ Humor : Indiferente.

Volver arriba Ir abajo

Re: Crazy Law.

Mensaje por Byron Sinclair el Vie Jul 26, 2013 6:13 pm

-No sé por qué, pero me están poniendo los nervios de punta- Murmuré en un tono leve, minucioso en muchos aspectos. Siendo sinceros había detalles no descubiertos. Por ejemplo ¿De dónde proviene la segunda figura dentro de su mente, y qué es lo que está buscando ahí? Siendo mutante, podría suponer que, es una persecución, de ello no me cabe duda alguna. Por otro lado, la joven del disfraz sacado de una tienda de lencería, (sí, me daba un poco de gracia pensar en ello pero era demasiado cuero negro sumándose su figura dentro ¿Qué otra cosa querían que imaginase?) si bien era una ladrona profesional ¿Qué artefacto había dentro para considerarlo como una amenaza o bien, qué clase de persona deseaba aquello dentro de la bóveda...

Suponiendo las características de cada perfil ahora presente, las cámaras captaban una figura moviéndose con rapidez, si pausaban las transmisiones podrían verificar el traje más el rostro sólo dejaría observar parte de los labios y mentón. Por lo tanto, era un peso menos sobre mi espalda. Hay mucha tensión en el aire, no se necesita ser un mutante para presentir que algo está fuera de mi alcance. Pero tomando en cuenta el banco, y mis gustos peculiares al robar: Mi objetivo radica en par de cuentas bancarias, cuentas que, contienen aproximadamente una cifra de dos billones cada una. ¿A quién pertenecen? Capos de la Mafia Gótica, no se necesita ser un genio para saber de dónde y cómo recaudaron por la fuerza la cantidad, tomarlo en persona sería difícil, a menos que se trate de billetes grandes cubiertos en un maletín o dos. Por otro lado, dudaba que mi objetivo fuese el mismo en comparación con la chica de cabellos plateados ¿Rubia, quizás?

Cuatro muros, cinco o séis tal vez. No tomé la cuenta, sólo tenía un objetivo: Llegar primero. Aún no cruzaba el rango de los cincuenta metros, desactivé la visión infrarroja del mismo modo en el que fue activada, más esta vez lo hice más rápido. Giré mi rostro, cerrando los ojos, aparentemente alguien había sometido a alguien más. No podría juzgarlo todo, pues la habilidad funciona como rastreador. Pese a las siluetas, si el individuo con el que estaba a punto de tratar había sometido con suma facilidad a la joven de antifaz negro estaba en problemas. ¿Qué clase de mutante era? Si la primera mujer vista había dejado el trabajo a propósito o estaba fingiendo, el asunto se complicaría aún más de lo previsto. Tragué saliva, tenía la garganta seca; por diversos puntos me detuve aproximadamente quince segundos, nada más y nada menos. Luego de ello retomé el camino, esta vez con pasos sencillos hacia la puerta de la bóveda.

Por supuesto, una enorme puerta con aleaciones metálicas de primer grado. Interesante debía admitir, muy interesante. -Demasiada presión- Dejé escapar tales palabras en un susurro. No me agradaba jugar a la ofensiva, y me quedaba tres inocentes trucos de escape; el resto los utilizaría de ser necesario en un combate, pese a mis condiciones nunca tuve la ética de tomar vidas ajenas y hasta el momento nunca lo he hecho. Suena irónico, más prefiero terminar en un punto medio. No obstante, una pregunta permanece en mi mente sin importar qué estuviese sucediendo dentro de otras salas. ¿Quién es la mutante ahí presente? ¿Estará afiliada a otra organización? -Será más fácil entrar por debajo- Comenté encogiéndome de hombros, no más de un metro, tampoco menos de cincuenta centímetros. Bajo tierra, la sensación era similar a nadar o caminar acorde al gusto ocasional, no tomó más de diez segundos quedar dentro de la zona especial. Naturalmente, un número aproximado a siete computadoras catalogadas por distintas categorías. Ingresos, préstamos, cuentas bancarias, etcétera. La última resultó ser más inusual "Archivo Especial". Sin pensar mucho tiempo, caminé en dirección al computador designado a las cuentas. Ingresé las contraseñas correspondientes, juraría que el sistema no era bueno del todo; pero habría de evitar cada trampa posible.

Nombres interesantes, la memoria fotográfica tiene una utilidad enorme cuando robas una lista por un minuto y después escapas sin ella. Transacciones realizadas en menos de treinta segundos, nuevo récord. Después de terminar, suspiré, observando el computador de archivo especial. ¿Qué contendría? A saber... -Dejar ahí, o tomar la oportunidad. ¿Por qué es tan difícil evitar no sentir curiosidad al respecto? Hmph- Bufé, rodando la mirada. Por ahora permanecer en ese lugar sería divertido
avatar
Byron Sinclair
The Independent
The Independent

█ Mensajes : 11
█ Ocupación : Meh: Vago, Ladrón, Héroe. (?)

Look my skills
Físico/PB: Will Higginson.

Volver arriba Ir abajo

Re: Crazy Law.

Mensaje por Felicia A. Hardy el Sáb Jul 27, 2013 1:47 am

Seguramente esa era la parte en la que la rubia mujer debió de sentir miedo, vamos, estaba un poco fuera de su liga, dos mutantes con quién sabe qué habilidades.  Su noche de suerte… No, realmente no, maldita la hora en la que el chiquillo se había aparecido por ahí. Lo realmente preocupante del asunto era averiguar cómo se había enterado de aquello… hasta donde Felicia había comprendido era uno de los secretos mejores guardados del momento y dudaba que el niño fuese tan listo como para haber llegado hasta aquí por su cuenta, alguien tenía que estar detrás de él. Un problema a la vez.
Había estado en lo cierto, una figura pronto comenzó a formarse entre los residuos de humo que quedaban. Esa vestimenta de tonalidades escarlatas, el hermoso rostro, incluso el toque de superioridad en su voz, no estaba tratando con cualquiera: Wanda Maximoff, no la conocía pero encajaba perfectamente con la imagen que Peter había pintado en la gata. Así que esto era participar en las ligas mayores. Aunque ahora ya cualquiera era Vengador, el grupo parecía multiplicarse conforme pasaba el tiempo.

Rodó los ojos sin molestarse en ocultarlo, las palabras de la mujer no era muy amigables, pero ella tampoco lo era. Sin embargo, en esos momentos lo que menos le convenía era irritar a la otra mujer, iba a necesitarla, incluso si la brujita no lo sabía. - Ese es el principal problema de ustedes los Vengadores, se creen los suficientemente buenos para no necesitar ayuda. - Elevó las manos para demostrar que iba en son de paz, regreso el arma a su funda con movimientos sumamente lentos y finalmente posó las manos sobre su cintura. Ni siquiera puso resistencia cuando se vio acorralada por el campo magnético, tomo aire y contó hasta diez. - ¿Quién está corriendo, Bruja? - Sonrió lentamente y le miro directo a los ojos. - Estoy dispuesta a colaborar contigo, pero esto no va a funcionar. - Negó lentamente con la cabeza mientras chasqueaba. - Hazlo por Spider-Man, no le va a dar mucha gracia que hayas atacado a su novia cuando solo estaba intentado ayudar a tu gente. Black Cat, un placer.

Tenía que pensar bien lo que iba a decir, hasta no estar segura de que Maximoff era de fiarse, era mejor no arriesgar a nadie de más. - Necesito entrar a esa bóveda, hay una muestra de laboratorio que debe regresar conmigo a la Mansión X. Realmente no puedo entrar mucho en detalles… uno nunca sabe quién puede estar escuchando. - Continuó con serenidad. - El chico no sabe nada, no tiene idea de lo que hace, pero te lo advierto, eso en manos equivocadas puede… disminuir considerablemente la cantidad de mutantes en el planeta. - Si no encontraban una cura para el virus, varios mutantes fuertes podrían morir. Uno de los fieles alumnos del Profesor X primero. - No quiero presionarte, pero el tiempo corre y el mío vale oro. - Agregó después de unos instantes de silencio, durante los cuales la mutante parecía estar considerando un poco las palabras de la Gata Negra.

Suspiro con impaciencia, no tenía tiempo para esto. Ahora estaba segura de que su amigo habría entrado a la bóveda, incluso si lo lograba e intentaba husmear donde no debía, necesitaría el pedazo de código que Cat tenía para poder activarlo. Ese no era el problema, si lo tomaba y huía… entonces sí, no tenía ganas de jugar al gato y al ratón. El tiempo en verdad se agotaba para todos, pero sobre todo para su jefe. - ¡Wanda! Si me vas a detener aquí, entonces por lo que más quieras, detén al mocoso o vas a arrepentirte por el resto de tu vida, existencia o lo que sea.
avatar
Felicia A. Hardy
The Suckers Goodies
The Suckers Goodies

█ Mensajes : 298
█ Ocupación : Thief Extraordinaire
█ Humor : Flirtatious

Look my skills
Físico/PB: Amber Heard

Volver arriba Ir abajo

Re: Crazy Law.

Mensaje por Wanda Maximoff el Sáb Jul 27, 2013 2:26 pm

Algo andaba evidentemente mal, no sabía por qué pero así era. Mi comunicador seguía sin ninguna respuesta por parte de el servicio investigador de S.H.I.E.L.D. Ni sobre la posible información relacionada con mutantes oculta en el banco, ni sobre ningún documento en general. Este comportamiento no era normal en lo absoluto, la organización siempre era eficiente, inteligente, capaz... a menos que Fury estuviera ocultando algo. Si así era entonces todo se relentizaba, y la información se distribuía a su conveniencia y en la cantidad que quisiera él comunicar. Era otra de sus misiones con doble objetivo en las que usaba a Los Vengadores como peones, pensé con enfado. Esto por supuesto no colaboraba a mi ya inestable humor. Consideré llamarlo personalmente pero apenas esa idea cruzó mi mente la descarté de inmediato, no había tiempo para llamadas, ni siquiera de las rápidas, el mutante ya tenía demasiada ventaja de tiempo sobre mí. Además si hablaba con Fury ahora no sería una charla corta, claro que no, él escucharía todo lo que y tuviera que decir y me contaría todo lo que debió haberme contado en un principio. No, ahora mismo no, pero luego de seguro que si. 

La mujer de actitud confiada no pareció muy afectada por el campo, el único atisbo de inquietud en su actitud parecía deberse al robo que yo acababa de arruinarle. Bueno eso resolvía el enigma que me había planteado anteriormente, no era ni tonta ni valiente, era ambas en igual medida, o imprudente dependiendo de cómo se viera. No solo me reconoció al instante como una vengadora, si no que también parecía estar al tanto de mi herencia mutante. Eso me ahorraba tiempo, pero también me molestó, no me gustaba que hubiera tanta información sobre mí circulando por ahí. La escuché sin inmutarme, manteniendo el rostro frío e inexpresivo como siempre, penetrando con mi mirada la suya. Eso no la intimidaría pero estaba demasiado acostumbrada a hacerlo, era involuntario de hecho. Si no tuviera tanta práctica manteniendo mis emociones bajo control ella se habría dado cuenta de que su comentario había causado un interés en mí. Black Cat, la novia de Peter alias Spider-Man, otro vengador como yo. 

-Felicia- Murmuré sin ningún atisbo de humor. Hardy estaba en la base de datos de S.H.I.E.L.D. junto con otras personas relacionados con algún vengador, como Virginia Potts y Jane Foster. Una ladrona experta que elegía cuidadosamente a sus clientes y se guiaba siempre con sus reglas. Medité eso, pero... ¿Quién era yo para juzgarla? Había sido miembro de la Hermandad de Mutantes Diabólicos así que no podía objetar nada. No respondí a su saludo "cortés" ni me molesté en decir mi nombre, ella ya lo sabía. Así que el documento contenía lo que estaba pensando: una supuesta cura. Pero ¿Por qué debía llevarlo a la mansión X? ¿Quién la había contratado? No parecía el estilo del profesor robar y Wolverine seguramente habría querido ir él mismo. Entonces ¿Quién? Lo preguntaría luego. No sabía si Felicia era de fiar pero ella estaba en lo cierto, no podía seguir perdiendo el tiempo y ciertamente la necesitaba para solucionar esto. No había decidido que haría cuando el documento estuviera a salvo de ser robado pero por el momento lo mejor sería una tregua. Ya vería luego como beneficiar a los mutantes con esa información, si es que existía realmente. 

-Cálmate Felicia, hay muchas formas de retrasar a un ladrón.- Dicho esto decise el campo de energía para liberarla, luego elevé ambas manos a la altura de mis hombros mientras miraba un punto fijo en la pared para concentrarme. Con un pensamiento mandé una onda magnética que se expandió como una emisión sonora a todo el banco, ningún lugar en el quedó fuera de mi alcance. La electricidad bajó y volvió, pero cualquier objeto electrónico en un radio de un metro se desactivó por completo, incluyendo las computadoras. Cualquier información que se quisiera sacar de allí estaba segura por al menos cinco minutos.- Las computadoras están desactivadas y la seguridad también, tenemos cinco minutos, guíame.-No tenía un mapa del edificio así que ella era mi única opción.


Última edición por Wanda Maximoff el Dom Oct 06, 2013 8:25 pm, editado 1 vez
avatar
Wanda Maximoff
The Badass
The Badass

█ Mensajes : 37
█ Ocupación : Vengadora/Mutante.
█ Localización : New York.
█ Humor : Indiferente.

Volver arriba Ir abajo

Re: Crazy Law.

Mensaje por Byron Sinclair el Dom Jul 28, 2013 2:53 am

Entre un gesto carismático, junto a una sonrisa idiota... -So much pressure, so much heat- Quizá, si tomaba el control de la situación mediante un giro espontáneo podría deducir los siguientes aspectos: Número uno, la chica de cabellos plateados, rubios, o como sea, había sido capturada por la figura desconocida. O número dos, estaban formando una alianza. Si se incluye una tercera probabilidad, entonces diría que la policía ya estaba involucrada en esto, y por lo tanto el escape sería más complicado de lo previsto. Un suspiro, de nuevo. Ahora se suma una gota de sudor recorriendo los costados del rostro sin interrumpir funciones en cuanto al antifaz sobre mis ojos respecta. Giré en dirección a la entrada, activando de nuevo el infrarrojo. Ahora, con la capacidad de ver mediante la temperatura de dos cuerpos delante, junto a sus posiciones y el número de metros entre mi cuerpo y viceversa marcado en la pantalla del dispositivo, ¿Debería comenzar a husmear que hay dentro de la última computadora? Regresando al objetivo principal, ya había obtenido lo que deseaba, las cuentas bancarias de los criminales aún no capturados habían sido destinadas a un número diverso alrededor del globo en menos de ¿Cuarenta segundos?

Siete pasos, cargados de pereza sumándose la relajación leve ante el éxito obtenido en cuanto a la tarea primordial. Recapitulando, el haber llegado de un momento a otro, haber activado una alarma que dio al mismo tiempo la presencia de otro ladrón dentro del mismo edificio en el momento menos indicado. ¿Eran los mismos objetivos detrás de todo el acto? Estuve a unos cinco segundos de poner mis manos sobre las teclas de la máquina, pero aparentemente una onda magnética impactó no sólo con tal equipo sino también con el resto e inclusive el equipamiento del antifaz. Fue necesario retirarlo y guardarlo en el interior del traje. Era un poco imprudente salir dentro de esa situación, por lo tanto esperaría hasta el momento adecuado. Sin embargo, ¿Qué hacer? Inhalar de forma profunda, luego exhalar con tranquilidad y contar hasta diez. Sin prisas, no hay nadie persiguiéndome por el momento ¿O si? No había una sola cámara de vídeo dentro de la misma bóveda, lo cual resultaba ser favorable.

-Debo abrir un nuevo camino, sin tecnología a mi disposición lo único que puedo hacer es detonar la sala y salir de este lugar ahora mismo pero ¿Qué podría suceder si aquello que esa chica buscaba se pierde entre los escombros o en el peor de los casos se libera una vez concluida la explosión? Geez...- Froté el dedo índice en la frente de mi propio rostro. Ante ello, cerré ambos ojos observando como ambas figuras se aproximaban a mi localización actual. No me sorprendería que tardasen menos de un minuto o treinta segundos al menos en abrir la puerta ya sea por factores internos. Permanecí así, observando como avanzaban, sin esperar mucho por parte de la primera pues aparentemente un humano común y corriente no puede contrarrestar la intangibilidad. ¿Qué sucede con el otro? Es decir, desconozco sus habilidades, probablemente esté fuera de mi alcance, y al mismo tiempo me preocupa qué clase de archivos haya dentro del último computador. -Pero no se puede hacer mucho al final- La idea de detonar la habitación entera podía ser fascinante. El número de explosivos a mi disposición era lo suficiente para no dejar rastro alguno, ahora una nueva pregunta surge: ¿En realidad existe un respaldo de lo que hay dentro de todo ésto?

Al final, terminé por sentarme en espera de una señal por parte de mis propios artilugios. Tomé de nuevo el antifaz, intentando obtener al menos una pizca de energía; esperar lo peor, nada más, sólo eso. Abandonar ahora, o hacer estallar todo. -Ah, grandes dilemas de la vida; estúpidas dudas existenciales-  Definitivamente, todo se complicaba.
avatar
Byron Sinclair
The Independent
The Independent

█ Mensajes : 11
█ Ocupación : Meh: Vago, Ladrón, Héroe. (?)

Look my skills
Físico/PB: Will Higginson.

Volver arriba Ir abajo

Re: Crazy Law.

Mensaje por Felicia A. Hardy el Dom Ago 04, 2013 8:18 pm

Muy pocas veces era poseída por ese sentimiento de desesperación, pero incluso ella comprendía la gravedad del asunto. Scott Summers había contraído el virus, aunque no fue un ser muy amado por la comunidad humana y anti-mutante, si el líder los X-Men llegara a perecer a causa de dicha enfermedad, el caos que se desataría iba a ser seguro. Ella estimaba que los mutantes se levantarían en armas, al menos los rebeldes, sobre todo cuando se creía que el virus era solo una excusa para exterminarlos. Vamos, Felicia no era tan desalmada como para hacerse de la vista gorda; sin mencionar que Cíclope era importante para Peter y ella haría lo que fuese para mantener a su pequeña araña feliz, o con menos problemas.

A la rubia poco le importaba lo que Wanda fuera a hacer, realmente era una momentánea tregua, no iba a fiarse del todo en ella; su objetivo continuaba siendo entrar en la bóveda y tomar su tesoro, salir de ahí y volver a Nueva York. Así de simple. Sabía un poco del pasado da la bruja y tenía que actuar con cuidado, el mero hecho de que parecían necesitarse la una a la otra era lo que la mantenía con la castaña. No lo iba a negar, la rubia sonrió, satisfecha de saber que su actuación era furtiva. Había varias maneras de detener al tipejo aquel, incluso si creía que era invencible con aquellos poderes que había logrado ver de reojo. Por ejemplo, electrocutarlo… Sonrió otro poco ante la idea antes de estirarse un poco cuando finalmente quedo liberada del agarre de la otra mujer. - Necesitamos dos. - Repuso y comenzó a caminar por los corredores, dando un par de vueltas a la derecha o izquierda según era necesario. - Aunque sería estupendo que tronaras los dedos y apareciéramos dentro de la bóveda, no sabes el trabajo que me ahorraría.

Llegaron al sitio indicado y la ladrona ladeo la cabeza, ahora más que nada segura de que el chico ya estaba dentro. Suspiro pesadamente. - Propongo que lo detengas mientras me encargo de lo otro. - Sugirió y no perdió más tiempo, se acercó a la bóveda, observando el modelo sin prestar demasiada atención, ya había tenido tiempo para familiarizarse con ella y más tiempo aún para sentirse segura de que la abriría, el proceso no iba a tomar mucho tiempo. De su cinturón sacó un pequeño sobre amarillo y dentro de este había una copia de una huella digital del pulgar derecho del dueño de la bóveda, cuyo nombre no era importante. Le guiño el ojo a la mujer y prosiguió a hacer su trabajo, tecleando con agilidad un par de números y luego colocando la huella sobre el sensor, permitiéndose unos segundos antes de girar la palanca. El click vino después y ella sonrió satisfecha, dejando su mano sobre la palanca, sin haber abierto la bóveda de entrada. Miró una última vez a Wanda y asintió, tomó además un par de esferas de entre sus pertenencias y las arrojó dentro de la sala. Si había movimiento cerca de estás, estallarían y despedirían una carga eléctrica lo suficientemente potente como para incapacitar a alguien, al menos así nadie se iría. - Después de ti. - Anunció y abrió por completo la bóveda.
[/color]


Sorry :c:
Pido una disculpa porque no me fue posible responder antes con todo esto del cambio de imagen del foro y el trabajo. Lo siento  mucho, no vuelve a pasar.  También lamento la calidad de mi respuesta, la voy a mejorar para la que viene.
avatar
Felicia A. Hardy
The Suckers Goodies
The Suckers Goodies

█ Mensajes : 298
█ Ocupación : Thief Extraordinaire
█ Humor : Flirtatious

Look my skills
Físico/PB: Amber Heard

Volver arriba Ir abajo

Re: Crazy Law.

Mensaje por Wanda Maximoff el Vie Ago 16, 2013 11:15 pm

Era difícil pensar que con todo lo que había vivido, no por cantidad de ya que solo tenía veintiún años sino más bien por experiencias que marcaron mi vida, aún hubiera alguien que pudiera descolocarme, pero efectivamente en ocasiones eso sucedía. Felicia era un claro ejemplo de esto. No es para mal interpretarlo, si había algo que yo admiraba era la confianza en uno mismo y la valentía, pero parecía que la actitud de Black Cat era más vanidad que esas anteriores opciones, una vanidad que rozaba con imprudencia diría yo. Tan solo con ese simple comentario “Necesitamos dos” podías dar cuenta de ello. Sin embargo debía reconocerle que parecía saber exactamente lo que estaba haciendo, tanto cómo actuar, como donde moverse. Que la gata era una profesional en lo suyo nunca lo dudé, ya había oído historias sobre ella, generalmente cosas como que nunca fallaba o que tampoco dejaba pistas de ningún tipo que pudieran ser rastreadas hasta sí. Mantuve mi cara inexpresiva como siempre, estaba alerta porsupuesto, tanto ante el mutante que aún no identificaba como ante la humana frente a mí, pero por fuera era simple aburrimiento. La seguí por el camino que ella guió desde cierta distancia, esta vez decidí levitar aunque solo lo suficiente como para no ser oída en caso de que hubiera más gente dentro del edificio. No temí el ruido que pudiera causar Blak Cat, ella hacía honor a su nombre “artístico” cuando se movía, era realmente ágil y silenciosa. Escuché su comentario y elevé una ceja ¿Que tronara los dedos para hacer mi magia? ¿Enserio? – Es evidente que no sabes cómo funcionan mis poderes Black Cat, pero descuida no pretendo divulgar ese tipo de información claro está. –Para ser honesta ni yo sabía cómo utilizarlos, sabía que se manejaban principalmente por mis emociones y que mis pensamientos también eran muy útiles, eso más otros pequeños detalles que había notado mediante la práctica, sin embargo hasta allí llegaba mi análisis. Pero esa información solo la conocía mi gemelo, ni siquiera había dejado que Los Vengadores preguntaran sobre el asunto y, ciertamente no se lo contaría a Felica.

Luego de tan solo segundos recorriendo el banco de Gotham nos detuvimos frente a una enorme puerta de acero grueso, la gata se situó allí misma y comenzó a hacer… cosas de ladrona suponía. – Desde que la que tiene los poderes soy yo, y la que sabe que rayos hacer y cómo eres tú… si, creo que ese es el plan más lógico.- Solté despreocupadamente, estaba distraída pensando en algo, el mutante había tenido una breve charla con ella y luego había escapado y llegado hasta el “botín” demasiado rápido... ¿Cómo lo había logrado? - ¿Tú has visto que poder tiene? Ya sabes, eso sería de utilidad si debo enfrentarlo.- La puerta se abrió en ese instante, y yo aquí pensaba que tardaríamos unos diez minutos, bien ahora sabía que los rumores eran ciertos. –Que eficacia Hardy.- Murmure sin pensar, estaba agudizando mis sentidos para percibir algo, pero todo se encontraba en silencio. Con un leve asentimiento de cabeza Black Cat le informó que ya estaba lista para actuar, luego tiró varios dispositivos dentro de la sala, no sabía que eran pero si fuera una trampa no sería tan tonta de hacerlo frente a mí. Me envolví en un campo de fuerza antes de entrar, no quería sorpresas. – No entres a menos que diga que es seguro, si esto es tan importante como dices entonces eres más valiosa despierta.- Ese era mi modo “Vengadora”, primero los civiles y luego yo. Entre en la sala sin ocultarme, el mutante ya sabía que era perseguido.


Última edición por Wanda Maximoff el Dom Oct 06, 2013 8:26 pm, editado 1 vez
avatar
Wanda Maximoff
The Badass
The Badass

█ Mensajes : 37
█ Ocupación : Vengadora/Mutante.
█ Localización : New York.
█ Humor : Indiferente.

Volver arriba Ir abajo

Re: Crazy Law.

Mensaje por Felicia A. Hardy el Sáb Ago 24, 2013 12:06 am

No había mucho que decir respecto a Wanda, realmente, en opinión de Felicia, la mujer podía relajarse un poco más. No cabía duda de que su actitud siempre era seria, una sonrisa podría hacer maravillas en la bruja y le haría ver incluso más atractiva. O quizás la rubia estaba pasando demasiado tiempo con Peter, tanto que su humor se le estaba colando un poco; claro que ella siempre había sido encantadora y con una lengua vivaz, capaz de responder a cualquier comentario por muy incómodo que fuera. Le gustaba sacar el lado divertido de las cosas para no aburrirse, pero a la vez sabía perfectamente cuando algo ameritaba seriedad. Como su trabajo en ese preciso momento. - Oye relájate un poco, ¿quieres? Era solo una broma. - Eso ganaba por tratar de hacer más amena la situación. Perfecto.  Quedaba tachado de su lista hacer comentarios ingeniosos -o no muy ingeniosos- frente a Maximoff, quien claramente carecía de un sentido del humor. Como sea, realmente no tenía mucho interés en ella, si quería investigar sobre la magia había otras maneras de hacerlo.

Enarco una ceja ante las palabras de la vengadora, pero no dijo más. Fue interrumpida por su pregunta justo cuando estaba por abrir la puerta, asintió lentamente. - La intangibilidad, aunque puede ser que tenga otros talentos. Pareció estar consciente de tu presencia mucho antes de que la revelaras. - Puntualizó y abrió la bóveda de par en par, dejando que Wanda entrara primero. Ella misma activo un pequeño dispositivo en su traje -mejorado para esta misión-, el cual le impedía ser dañada por sus propios jugueticos. Estaba a punto de dar un paso en la sala, cuando la escucho y se quedó un tanto perpleja por un segundo. Ella estaba dándole una orden, por suerte -o mala suerte- no era una de sus “Vengadores” y por lo tanto no tenía que hacerle caso en lo absoluto. Ni modo, si Wanda creía que podía llevarse toda la gloria pues bueno, estaba delirando. Alguien como Hardy no iba a quedarse fuera de la acción, y que mejor que sustraer la información mientras la castaña peleaba con el mutante. En su opinión, ese era el mejor plan.

Ajusto su antifaz para poder permitirle una mejor visión de lo que ocurría en lo oscuro de la bóveda; tenía que estar consciente de los mutantes y de la seguridad, quienes ahora ya deberían de estar analizando la escena de la que había venido y no tardarían en ir en dirección a las bóvedas. Necesitaba apresurarse. Sonrió automáticamente al ver lo que necesitaba y se acercó lentamente hacia el pequeño computador que albergaba lo que buscaba, tenía el cuidado suficiente de mantenerse pegada a las sombras. Mordió su labio, descendiendo y agachándose para poder maniobrar la pantalla. Sabía que solo tenía una oportunidad, si fallaba la formula se destruiría debido al mecanismo de la pequeña bóveda. Respiro profundamente y fue entonces que elevo un poco la mirada para ver la escena que se desencadenaba frente a ella. Entonces diviso la gran cantidad de explosivos que el sujeto cargaba consigo mismo. ¡Estupendo! Podrían morir todos juntos -o solo ella-.
avatar
Felicia A. Hardy
The Suckers Goodies
The Suckers Goodies

█ Mensajes : 298
█ Ocupación : Thief Extraordinaire
█ Humor : Flirtatious

Look my skills
Físico/PB: Amber Heard

Volver arriba Ir abajo

Re: Crazy Law.

Mensaje por Wanda Maximoff el Jue Ago 29, 2013 11:12 pm

Black Cat era el ejemplo perfecto de que no importaba cuántos informes hubieras leído sobre una persona, cuántos rumores hubieras escuchado sobre ella o cuanta información suya hayas podido reunir mediante el medio que sea, realmente nunca te alcanzarían para conocerla, solo te proporcionaría una vaga idea. Yo sabía que mi identidad no era precisamente privada y, sobre todo, que el novio de Felicia conviviera conmigo a diario también podría influir en el traspaso de información, por algo me había reconocido tan rápidamente, pero lo cierto es que nadie podía meterse dentro de mi cabeza, incluso a Pietro le costaba a veces. Los mutantes, el registro y el virus eran temas delicados, pero particularmente en mí causaban un efecto amargo que me impedía pensar positivamente. El comentario de la gata no me sorprendió, ya había recibido un sinfín de esos “consejos” por parte de varios. No le di importancia y seguí pensando en lo que me concernía, detener al mutante.

Enarqué una ceja al escuchar sus poderes, intangibilidad, que interesante pensé. Pero sobre todo era sumamente inconveniente, la idea era atraparlo y esto complicaba considerablemente las cosas. Hice un análisis mental de lo que sabía respecto de los poderes mutantes, si es que no había entendido mal el poder de pasar a través de la materia no se aplicaba a las creaciones mágicas, ya que estas últimas eran pura energía. En todo caso la solución era simple, bloquearlo con barreras de magia hasta que se cansara o yo pudiera encerrarlo. Una vez asegurado el perímetro podría decirle Felicia que entrara, buscara el tan preciado tesoro y saliéramos de allí. Y así podría llevar al mutante a la mansión de Los Vengadores para interrogarlo. Pero antes de eso último tenía que decidir qué haría con la información robada y, sobre todo, con la rubia. Quizá podría llevarla a la mansión también y que a partir de ese punto se encargara Peter de ella.

Entré en la habitación decidida a terminar con esto de una vez por todas, y en seguida fui recibida por una granada de gas, mi campo mágico me protegía claro, pero también se me hacía difícil ver que sucedía así que tuve que desahacerlo. El mutante no perdió su tiempo y empezó a correr hacia el ducto de ventilación, hice mi primera barrera allí para que no pudiera pasar y con gran alivio vi que, efectivamente, no podía atravesarla. El odio en sus ojos fue inconfundible, él sabía que yo podía bloquear su mejor cualidad, le sonreí de regreso vanidosamente. El mutante desvió la vista levemente, hacia un lugar detrás de mí y dentro de la sala. Me giré para ver que llamaba su atención.- Maldita sea… -Maldije por lo bajo, debí de haber previsto que la gata no se quedaría en el lugar como yo le había dicho, ella no trabajaba en equipo. Quise gritarle para que saliera de allí pero el ladrón usó mi momento de debilidad y ma atacó lanzándome con otra granada, esta vez explosiva. Salí expulsada por el aire y me estampé contra la pared que antes estaba mirando con frustración, Felicia debió de agacharse o habríamos chocado. Dejé el problema de la ladrona para otro momento y concentré todo mi odio en el mutante.Me limpié un fino hilo de sangre que tenía en la boca antes de hablar.- No niño, ese definitivamente no fue un buen movimiento, ahora realmente estoy enojada. – Volé hasta casi tocar el techo mientras atacaba, tiré un rayo que refulgió en un intenso escarlata todo el trayecto a su dirección, sin embargo lo atravesó. Esto pudo ser previsible pero mi objetivo era distraerlo para que chocara con algún dispositivo de Black Cat. No funcionó, él incluso tuvo el descaro de reírse de mí.

Entrecerré mis ojos y decidí cambiar de táctica. Simplemente realicé barreras en todo lugar por dónde él intentaba escabullirse, limitando sus movimientos y causando que no supiera a donde dirigirse. Cada tanto él me lanzaba una granada, la cual yo siempre bloqueba con uno de mis rayos, esto no sería necesario si Felicia no hubiera entrado. Yo simplemente tendría que esquivarlos, pero como a la señorita se le había dado por revisar computadora ahora también debía encargarme de protegerla. En más de una ocasión tuve que soportar parte del impacto ya que no siempre llegaba a tiempo a destruirlas. Luego de un corto tiempo de ese insoportable baile, el mutante se acercó lo suficiente, por fin, a un dispositivo. Una descarga salió de allí y, en cuestión de segundos, el ladrón estaba tirado en el suelo inconsciente. Descendí lentamente hasta que mis pies volvieron a tocar el suelo, no tenía tiempo de cantar victoria ya que no sabía cuándo recobraría el sentido, no me arriesgaría a eso. Agarré mi hombro izquierdo con una mano, tenía un trozo de quién sabe qué incrustado en mi piel. Con cierta dificultad lo saqué y lo arrojé al suelo. Mientras ponía una mano sobre mi herida me giré para asegurarme de que mi aliada improvisada no hubiera sufrido daños graves.- Esto habría sido más sencillo si te hubieras mantenido apartada ¿Sabes? -Le solté con sarcasmo.


Última edición por Wanda Maximoff el Dom Oct 06, 2013 8:27 pm, editado 1 vez
avatar
Wanda Maximoff
The Badass
The Badass

█ Mensajes : 37
█ Ocupación : Vengadora/Mutante.
█ Localización : New York.
█ Humor : Indiferente.

Volver arriba Ir abajo

Re: Crazy Law.

Mensaje por Felicia A. Hardy el Sáb Ago 31, 2013 7:47 pm

No buscaba juzgar a la bruja, después de todo ella creía que cada quien debía de vivir la vida como le venía en gana. Si a Wanda le gustaba el lado serio, pues bien por ella. Realmente no tenía interés en la mujer, ni en cómo funcionaban sus poderes; a lo largo de su carrera ya había lidiado con varios artefactos mágicos que había vendido al mejor postor, por lo cual tenía una buena noción de aquello y, cuando quería aprender algo nuevo, solo era cuestión de indagar en los sitios o con las personas adecuadas. Una cosa era clara, algo le decía que las cosas entre las mujeres se iban a complicar por la simple diferencia entre caracteres. Ella no recibía órdenes -al menos no de ella- y Wanda parecía estar gustosa en darlas. Iba a tener que andar con cuidado, no buscaba un conflicto con la mujer pero tampoco iba a dejarse de ella.

Una vez dentro de la bóveda se limitó a concentrarse, alejó su vista lentamente de la escena entre los mutantes, bloqueando el sonido de su conflicto y poniendo una expresión seria mientras comenzaba a teclear violentamente comandos en el computador. Este proceso podía llegar a ser el más tardado y tedioso de todos, dependía mucho de la clase de seguridad que albergaba el sistema. Solo un paso más y las cosas iban a ponerse en verdad buenas, una vez que Felicia lograra entrar en los archivos, el dueño de la bóveda iba a ser avisado e intentaría impedir que salieran de ahí. Ninguno de los presentes tenía idea de la clase de seguridad que contenía la bóveda, si tuviera otro poco más de tiempo, quizás podría usar un par de segundos para desactivarla por completo. - Soy muy buena en esto. - Musitó satisfecha, había logrado hacerlo y solo tenía que insertar la clave y la copia de la huella digital y… Se agachó de pura suerte al escuchar un grito de parte de castaña y pudo verla pasar volando antes de estamparse contra la pared. - Ouch… - Dijo y cuando vio que Wanda se puso de pie, volvió a enfocarse en lo suyo. El niño iba a tener que esperar otro poco. Miro brevemente a la mujer, pidiéndole disculpas y esperando que aguantase otro par de segundos.

Volvió a perderse el circo, buscando entre sus pertenencias la huella para tomarla y colocarla en el lector, respiro profundamente, apretando la seria de 6 dígitos que debía y giro la palanca. Click. Un sonido casi inaudible y ella mordió su labio inferior para impedirse gritar de alegría. A pesar de los imprevistos, había sido más fácil de lo que había anticipado. Su mano tomó el tubo que contenía la muestra de sangre, antes de introducirlo entre sus ropas. - Nunca le digas a alguien lo que tiene que hacer, la mayoría de las veces solo hará lo contrario. - Se puso de pie con elegancia antes de sonreírle en señal de triunfo. - Por cierto, no tienes que darme las gracias. - Bromeó pues había sido uno de sus jugueticos los que habían noqueado al mutante. - ¿Estás bien? - Preguntó con seriedad al ver el hombro de Wanda, supuso que de lo contrario podría curarse o algo por el estilo.  

Escuchó un quejido proveniente del hombre y se acercó lentamente hasta él, aprovechando para tomarlo por la camisa y elevarlo un poco, girando su cuerpo para que pudieran verle el rostro. - ¿Lo reconoces? - Era un amateur, al menos eso creía ella. La sola cantidad de explosivos que llevaba hablaba de alguien que no tenía idea de cómo se manejaban esas cosas. Cuando la castaña no dijo nada, supuso que era hora de averiguarlo, la propinó una cachetada para terminar de despertarlo. - Buenos días, nene… - Su melodioso tono de voz inundando la bóveda por un momento. Un par de ojos la miro por unos momentos, estaba desorientado, perfecto; segundos después comenzó a retorcerse en busca de escape. - Es inútil, no es una descarga que pueda matarte pero la movilidad la vas a recuperar en unas horas y por si acaso… - Sustrajo sus garras retractiles, pasando una por su mejilla sin arañarle del todo. - Ni siquiera con ese talento tuyo podrás quitarte antes de que te saque el corazón con mis propias manos. - Sonrió con malicia. - Ahora que nos entendemos, mi querida amiga tiene un par de preguntas para ti. Responde porque no tenemos mucho tiempo.
avatar
Felicia A. Hardy
The Suckers Goodies
The Suckers Goodies

█ Mensajes : 298
█ Ocupación : Thief Extraordinaire
█ Humor : Flirtatious

Look my skills
Físico/PB: Amber Heard

Volver arriba Ir abajo

Re: Crazy Law.

Mensaje por Wanda Maximoff el Mar Sep 03, 2013 11:45 am

Estaba claro que Felicia y yo no íbamos a ser mejores amigas nunca, si de mi elección dependiera ella podría entregarme lo que sea que había robado e irse a su casa inmediatamente. Yo era perfectamente capaz de interrogar al mutante por mi cuenta y, luego, de poder decidir un buen uso, o escondite, para la importante información. Por desgracia eso no iba a ser posible ya que, me gustara o no, ella ya sabía demasiado del asunto, más que yo de hecho. Por lo tanto no podía excluirla, si lo hacía me arriesgaba no solo a que no compartiera todo lo que sabía respecto al tema conmigo, sino también a que buscara aliados en otra parte, lo que causaría que la información se difundiera aún más. Sabía que ella no era tan idiota como para fiarse de cualquiera o como para publicar la información por todas partes, pero cuando había tanto en juego era normal que se cometieran errores. Comenzar ahora una pelea infantil y sin sentido con ella era uno de ellos, ciertamente uno que yo no iba a cometer.

Quería responder a su comentario con otro sarcástico, pero realmente no le vi el punto, ella tomaba una estrategia como si fuera una orden y yo no me molestaría en explicarle en qué consistía el trabajo en equipo. Probablemente lo único que consiguiera de la gata sea un simple encogimiento de hombros y que pusiera los ojos en blanco. No era su modus operandi y no nos íbamos a poner de acuerdo ¿Qué finalidad tenía seguir dándole vueltas al asunto? Así es que es su lugar me limité a mirarla con nada más que puro aburrimiento. Pero ante su chiste tuve que sonreír con algo de actitud vanidosa, sabía que ella no lo decía enserio.- Se podría decir que yo también hice algo del trabajo. –Miré mi herida, esta había sangrado muy poco en comparación con lo que debería haberlo hecho si yo no hubiera empleado mi magia apenas retiré el objeto clavado. Durante la pelea me había sido imposible ya que mi completa atención la tenía el intruso, dejarle aunque sea unos segundos de ventaja podrían haber sido decisivos. Pero cuándo había puesto mi palma sobre el daño también había empezado a emplear mis poderes curativos, deteniendo la hemorragia y cicatrizando la herida de inmediato. No era algo serio realmente pero tampoco debía jugar a la invencible, nada como el ego para garantizar malos resultados.- Estoy perfectamente. –Tampoco era mi estilo ponerme en el papel de la “damisela en apuros”, mejor que nos concentráramos en el ladrón.

Felicia se me adelantó y agarró al mutante, este estaba en un estado de aturdimiento bastante avanzado, sin embargo aún podía mover ligeramente sus párpados. Era la viva imagen de un serio caso de insomnio, pero involuntario diría yo. La pregunta de la gata me desconcertó ¿Por qué rayos creyó que lo conocía? De acuerdo, mi carácter no era el mejor hoy. Tenía que moderarme de inmediato o los tres estaríamos en problemas. Me encogí mentalmente de hombros y no le di importancia, exteriormente me limité a negar ligeramente con la cabeza como respuesta. La forma que usó para despertar al mutante me sacó una sonrisa, buen al menos ambas estábamos del mismo humor hoy.- Sutil. –Murmure sin importarme si me escuchaba o no. El ladrón intentó zafarse del agarre de la minina, pero fue inútil, sus poderes debían de estar dispersos por el aturdimiento de su mente, sin embargo estos volverían en cualquier segundo. Lo miré fijamente para que reconociera con quién acababa de luchar e hiciera caso a nuestras palabras.- Deja ya eso ¿Recuerdas el truco de la barrera de energía? Puedo seguir haciéndolo toda la noche, es inútil que intentes escapar. –Dije sin moverme del lugar donde me encontraba parada, sin moverme desde que nuestra pequeña pelea había terminado.

El interrogatorio siguió y yo elevé una ceja con diversión, parece que ahora era su “querida amiga”. Le concedería que, al parecer, también le gustaba ser sarcástica. Si no hubiéramos estado con el tiempo justo le habría soltado un comentario de igual índole, pero no era el momento. Me paré firme y le clavé la mirada al hombre, no me acerqué ni retiré mi mano de la herida, por las dudas dejaría que mi magia la purificara un poco más.- Bien esto será sencillo si colaboras. -No era cierto, luego debería ver que hacer con él, pero libre no se quedaría. Fui al grano de una vez.-  ¿Qué buscabas aquí y por qué? También dime tu nombre y quién te envió. Con lujo de detalles, no quiero información básica.–Mi tono hacía entender perfectamente que no le convenía mentirme en lo absoluto.
avatar
Wanda Maximoff
The Badass
The Badass

█ Mensajes : 37
█ Ocupación : Vengadora/Mutante.
█ Localización : New York.
█ Humor : Indiferente.

Volver arriba Ir abajo

Re: Crazy Law.

Mensaje por Felicia A. Hardy el Mar Oct 08, 2013 2:29 am

Había que dejar las cosas claras: la presencia de Wanda la había beneficiado de cierta manera, no iba a negar que posiblemente no hubiera tenido éxito de no ser por la presencia de la bruja, pero tampoco le debía todo el crédito a la mutante. Maximoff no tendría idea de lo importante que era aquello de no ser por la “ladrona”. Felicia ya tenía un par de ideas en caso de que las cosas se complicaran entre las mujeres y ella respetaba los deseos de su benefactor de hablar lo menos posible al respecto del objeto, no iba a contarle todo a la castaña, le gustara o no. Sabía también algo del pasado de la Vengadora y dejaba un poco que desear. Pero todo esto se lo guardaba para sí misma, después de todo era una excelente actriz cuando se requería. También era cierto que posiblemente la bruja era una de las pocas mujeres que no sentía intimidada por Hardy, quien realmente carecía de amigas debido a que tendía a intimidar a las mujeres con su apariencia o personalidad. En otra ocasión posiblemente buscaría probar la paciencia de la otra mujer, pero no era el momento para eso, deseaba terminar con esto y salir de ahí para poder volver con Peter.

- No lo niego, una de nosotras tenía que llevarse el golpe. Lo tomaste como una campeona. - Continuo con el tono juguetón de voz, mientras observaba como comenzaba a curar la herida a base de encantamientos. - Lo que yo daría por poder hacer aquello, sumamente conveniente a la hora de salir a la calle y enfrentarte al mundo. - Definitivamente le gustaría tener poderes curativos. Solo asintió cuando la otra mujer aseguro que estaba bien, supuso que no iba a decir lo contrario, incluso aunque estuviera grave. Dudaba que fuera la clase de persona que pedía ayuda, más que nada por orgullo, porque eso sería exactamente lo que ella misma no haría. Quizás no eran tan diferentes… le gustaba creer que al menos Feli tenía sentido del humor y no parecía que quería matar a medio mundo todo el tiempo. Era más encantadora y más elegante.

Desvió su atención del mutante brevemente para dedicarle una cómplice sonrisa a la mujer luego de escuchar su murmuro. Hubo unos momentos de silencio luego de que le hicieran un par de preguntas, a Felicia le importaba muy poco quien era y quien lo había enviado hasta ahí, solo esperaba una confirmación de que su invasión a la bóveda había sido una coincidencia y que no había tenido idea del valor de lo que está contenía que no era precisamente dinero. Lo que fuera del mutante después no le importaba en lo absoluto, si por ella fuera Wanda podría llevárselo y torturarlo o darle amor si le entraba en gana. Se alargaron los segundos y estaba claro de que no iba a cooperar. Tronó los labios y  negó con la cabeza. - Se te acaba el tiempo, ratoncito… - Le susurró y al recibir una mirada llena de odio de su víctima, presiono sus garras en el pecho del castaño, dejando que un poco de sangre comenzara a brotar. - No soy muy paciente y ya has jodido mi día, habla, dudo mucho que alguien vaya a extrañarte si mueres aquí. - No era mala idea… Dejar su cuerpo ahí y que lo acusaran de todo, pero tampoco era una asesina, igual y podía dejar que lo arrestaran.

- Pueden irse al carajo. - Respondió finalmente con una voz cortada y en un susurro apenas audible.

- ¡Ah, el pequeño habla! Respuesta errónea. - Presiono con más fuerza. - Ultima oportunidad. - Advirtió y miro a Wanda de reojo solo para ver aquel rostro inexpresivo al que ya se estaba acostumbrando.

- No trabajo para nadie. Lo demás no les interesa y si mi respuesta no satisface… Cry me a fucking river. - Dijo repentinamente antes de mirar hacia la entrada de la bóveda, una ligera sonrisa tocó sus labios. - Tienen otra cosa de que preocuparse, tenemos compañía.

La policía había llegado. Hardy podía reconocer el mecanismo siendo activado por los agentes de seguridad. Las cosas iban a ponerse feas. - Hermoso… ¿Alguna idea, Bruja? Si tú lidias con nuestro amigo, yo me encargo de los oficiales. - Tenía un par de trucos bajo la manga para poder salir de ahí y sabía que la tipa también saldría de ahí sin problemas. Lo demás carecía de importancia.
avatar
Felicia A. Hardy
The Suckers Goodies
The Suckers Goodies

█ Mensajes : 298
█ Ocupación : Thief Extraordinaire
█ Humor : Flirtatious

Look my skills
Físico/PB: Amber Heard

Volver arriba Ir abajo

Re: Crazy Law.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.